¿Cuál debe ser el perfil ideal para ser congresista?

El propósito de este artículo periodístico es ubicar al electorado puneño que se constituirá en el soberano que elegirá a los 05 congresistas que representarán a la región de Puno por los próximos 05 años. Decimos que nuestra responsabilidad de asumir uno de nuestros derechos de elegir como soberanos que somos es muy delicada porque se trata de construir ciudadanía; por cuanto, estos futuros “señores” congresistas representarán no sólo a Puno como región, sino a nuestro país como Estado peruano y que de ellos dependerá la propuesta de normas legales como leyes que garantizarán la finalidad principal del Estado cual es de garantizar el orden y el bienestar social y económico de nosotros como población que nos constituimos en el elemento más importante.

Así a partir de la propuesta de “Perfil Ideal para ser Presidente de Región y Alcaldes” publicado en el año del 2002 por el suscrito, señalamos que el próximo candidato al Congreso de la República del Perú deberá considerar con los siguientes aspectos como requisitos:

REALIZACIÓN PERSONAL Y PROFESIONAL: Cuando hablamos de realización personal nos referimos a que el candidato debe haberse realizado personal y profesionalmente. Es decir, que el candidato ideal debe ser un profesional con solvencia técnica para asumir responsabilidades en el sector público o privado. Nos estamos refiriendo a que el candidato profesional ha debido asumir responsabilidades de carácter técnico-administrativo en cargos de alta dirección y responsabilidad social.

El profesional debe responder en la REALIZACIÓN DE SU PROFESIÓN, de lo contrario resultaría un fracasado y renegado de la misma, no podríamos concebir un candidato de esta naturaleza. Por ejemplo siendo médico, aduzca tener una especialización en salud pública y al final no tiene la referida especialización, tampoco la ejerce, ni enseña esta materia; lo peor de todo es que este médico no ejerce la profesión en su integridad y siendo docente universitario tampoco ejerce la docencia como tal y “todavía” quiere que se le diga “doctor”. Entonces de no ejercer la profesión lo convierte en un MEDIOCRE, como tal, no podemos concebir un candidato con este perfil.

SOLVENCIA ECONÓMICA: Respecto a la solvencia económica con que deben contar los candidatos es un tema ampliamente discutido y superado sobre todo en los países desarrollados, donde los candidatos son de amplia y probada solvencia económica que compiten por instaurar una visión política orientada a mejorar los servicios y la calidad de vida de la sociedad a la que desean servir. Es decir, los candidatos luego de haber superado sus problemas económicos y constituirse en profesionales o empresarios de éxito mostrados frente a la sociedad, desean servir a la misma para contribuir con ella. Actitudes y comportamientos generalmente distintos, asumidos por nuestros candidatos en las sociedades llamadas hoy, en “vías de desarrollo”, “emergentes”, “periféricos” y ayer “sociedades del tercer mundo” que está buscando criollamente cómo servirse de ella y salir de pobres (experiencia del gobierno de Fujimori y antes de Alan García).

SOLVENCIA ÉTICO – MORAL: Estas exigencias de realización personal y profesional y solvencia económica es necesario inter-relacionarlas con la solvencia ético - moral de los candidatos respecto a su conducta en la sociedad donde se desenvuelve, porque estamos en una sociedad de cambio acelerado de la tecnología donde se vienen perdiendo los valores éticos morales y la escala que mide los mismos son cada vez más relativos, a tal punto que en las últimas elecciones presidenciales se decía “...más vale un ratero conocido que ratero por conocer”... “al final que importa que robe, lo que importa es que trabaje y haga obras”... “qué autoridad no roba, lo que ocurre es que unos roban más que otros” ... “a Vladimiro hay que declararlo héroe nacional por haber descubierto y develado el verdadero rostro del país”. Comentarios que desdicen mucho de la pérdida de valores haciendo un análisis sociológico, que tiene que ver con la CONDUCTA DEL SER RACIONAL que lo diferencia del animal, diferente a la propuesta de CASSIRER que propone redefinir al hombre como “animal simbólico” por la inclusión del sustrato afectivo considerando que en la esfera de la moralidad la emoción no lo es todo, pero según BERGSON, “puede jugar un papel tan importante por cuanto, más allá de la moral de la obligación existe la moral de la aspiración (LLERENA, J. 1997).

SENSIBILIDAD SOCIAL E IDENTIDAD: Identidad es una palabra mayor que engloba mas allá de su significado es decir, tiene toda una filosofía de pertenencia de originalidad, que representa costumbres, ritos, folklore, como patrones de conducta que se concretiza como CULTURA, dentro del marco de manifestación personal y popular dentro de una sociedad – comportamiento que de por sí debe manifestar sensibilidad social como sinónimo de AMOR, ENTREGA, IDENTIFICACIÓN, hacia su pueblo porque se siente COMPROMETIDO hacia ella por naturaleza de vivencia y convivencia porque esa tierra bendita le dio de comer, le dio abrigo, cariño, etc.

CONTRIBUCIÓN CON EL PUEBLO: En esta parte tocamos los aspectos de contribución del candidato con su pueblo y cuando hablamos de pueblo estamos hablando de la sociedad a la que ha debido necesariamente aportar con propuestas, proyectos, trabajos o acciones directas, estos requisitos de contribución va directamente relacionado con la IDENTIDAD Y SENSIBILIDAD SOCIAL que los candidatos deben mostrar hacia su pueblo, es decir ¿cómo me puedo creer identificado con mi pueblo si nunca he estado con sus luchas populares emprendidas ya sea a partir de la intencionalidad de las organizaciones gremiales, populares o sociales?

CAPACIDAD DE PROPUESTAS: Esta parte se refiere a que los candidatos al congreso deben tener una visión clara y objetiva de lo que los puneños queremos para su desarrollo; de ahí decimos que cualquier candidato que no estaba identificado durante los últimos años con los problemas de su pueblo, los mismos que se analizan en un conjunto de reuniones de carácter académico (seminarios, forum, conferencias, etc.), técnico (reuniones técnicas concertadas por instituciones promotoras de desarrollo (UNA-Puno, colegios profesionales, CTAR, MMP), gremiales y sociales (FOP, FEDIP, CUBUP, CAMUBP, etc.), difícilmente tendrá noción de los mismos, salvo que sea un “pitoniso” como que generalmente aparecen en coyunturas electorales.

Esta capacidad de propuesta se hace de mayor responsabilidad al considerar que el candidato al congreso no sólo debe tener un panorama real y objetivo de su región, sino de todo el país, como hemos referido en líneas arriba el congresista no sólo representa a sus circunscripción territorial sino a todo el país; de ahí su mayor responsabilidad cognoscitiva con la sociedad puneña y peruana.

A MANERA DE CONCLUSIÓN
Al margen de lo que señala nuestra Constitución Política de 1993, respecto a requisitos para elegir y ser elegido, es necesario tener en consideración otros aspectos más con que deben contar nuestros candidatos a una curul en el Parlamento de nuestro Estado Peruano; los mismos que deben permitir mínimamente garantizar un buen desempeño de la función congresal de nuestros parlamentarios, sobre todo puneños. Requisitos que deben mínimamente estar en función a capacidades cognitivas y actitudes ético-morales, sino es esto como un “perfil ideal”, que sea al final una “propuesta ideal” a ser tomado en cuenta al momento de emitir nuestro voto.

Para concluir con estas líneas decimos que en la próxima edición de este mismo informativo puneño, estaremos analizando y evaluando las probabilidades estadísticas y posibilidades sociológicas y políticas para lograr un escaño en el Congreso de la República del Perú de algunos “cuadros más representativos” de las agrupaciones políticas que tienen las mayores preferencias electorales en el país y en nuestra región puneña sobre todo.

fuente:www.losandes.com.pe

Loading...